POESÍAS COMPLETAS DE MIGUEL D´ORS
Ed. Renacimiento
Reseña aparecida en Crátera
(Revista de poesía y crítica contemporánea)
Número 7
Catarroja (Valencia)
Estamos de enhorabuena. La editorial Renacimiento acaba de sacar a la luz las Poesías Completas de Miguel D´Ors.
Y digo que debemos felicitarnos porque algunos de los libros de D´Ors fueron editdos en su día de forma modesta y hoy día son ilocaliazables. Por ejemplo, el magnífico Curso Superior de Ignorancia. La recopilación se organiza cronológicamente al revés. Lo primero en aparecer es el último poemario de D´Ors, Manzanas robadas (2017). El conjunto concluye con su primera publicación: Del amor, del olvido (1972). Es decir, seguimos la evolución literaria en sentido inverso: desde su madurez hasta sus primeros balbuceos poéticos.
Leer a Miguel D´Ors siempre ha supuesto para mí una experiencia intensa, pues sus versos rezuman autenticidad, ese motor que debe generar toda creación poética. Su universo literario es genuino e intransferible, y gestionado desde el dominio y la búsqueda constante de sí mismo. Sabemos que para nuestro autor, “hacer poemas es como hacer aviones”. Es decir, un poema ha de ser técnicamente perfecto. No es indispensable que esté basado en hechos reales o autobiográficos. Tal como dijo Martínez Estrada, la poesía se hace mezclando “un poco de memoria y otro poco de sueños”.
D´Ors no solo es el autor. Muy a menudo se convierte en personaje de su propia fabulación. “No sé cuáles serán los supervivientes definitivos, los migudl d´ors que lleguen a la última secuencia”. y en ese permanente protagonismo, en esa continua presencia del yo más íntimo, advertimos una de las características esenciales, más aún cuando la mayor parte de las composiciones aparecen fechadas: la poesía es en nuestro poeta -lo ha sido siempre- una manera de regresar a la felicidad perdida, de jalonar una biografía, de anclar en la memoria los pequeños momentos de estupor o de fascinación ante lo indescifrable.
“De un buen poeta llegan a pervivir, con suerte, diez o doce poemas”. Son palabras del propio Miguel D´Ors. Y cita como ejemplos a Manrique y a san Juan de la Cruz. Esperemos que historia sea benévola con él. Muchos de los poemas aquí recogidos merecen sobrevivir a la terrible guadaña del tiempo.

*****