ANFITRIÓN Y EL OTRO
Acaba de confirmarse la peor de las noticias posibles: los dioses andan sueltos entre nosotros, haciendo de las suyas. Se disfrazan, se camuflan, se metamorfosean, entran en nuestros hogares, se meten en nuestras camas, se acuestan con nuestras mujeres o se burlan de nuestros maridos… No son honestos. No son piadosos. No son justos. Son, simplemente, unos canallas capaces de cometer las mayores bellaquerías para satisfacer sus más primarios instintos.
Si nos oponemos a sus caprichosos designios, a sus frívolos devaneos y a sus marrullerías, seremos castigados por su cólera celeste y nos partirá un rayo. En cambio, si nos hacemos los tontos, les reímos las gracias y dejamos que nos den por el saco hasta que se cansen, tal vez consigamos medrar entre los vivos y que la fortuna nos sonría.
¿Nos enfrentaremos a ellos o nos pondremos de su parte? ¿Enseñaremos los dientes o mostraremos la otra mejilla? He ahí la gran tragicomedia del ser humano: tragar o no tragar.
That is the question.
ANFITRIÓN Y EL OTRO
Ediciones Tres Fronteras

Estudio de Emilio del Carmelo Tomás Loba:

https://n9.cl/u4pc